Ucineo - La Web del Neonatologo
 

inicio

secciones

 

Editoriales
Colaboradores
Trabajos de Interés
Casos clínicos
Historia
Enfermería
Instituciones
Sección para padres
Zona Residentes
Descargas
Lactancia Materna
 
utilidades
  Bolsa de Trabajo
Neocálculo
Compendium
Software para Palm
PubMed
Medline
Cochrane Library
Revistas de Acceso
Gratuito

Container de Abstracts
 
 

 

  Imprimir Enviar a un amigo
Internet y Medicina: no todo lo que brilla es oro
Dr. José A. Ossés
Lugar: cyberespacio, un misterio llamado World Wide Web (WWW). Objetivo: buscar información en Internet acerca de un determinado tema. Solución: colocar las palabras adecuadas en alguno de nuestros buscadores favoritos (Google, Altavista, Yahoo, etcétera) y voilá!! Resultados: cientos de miles de enlaces a páginas de distintos idiomas, títulos y resúmenes que atraen toda nuestra atención y nos llevan a buscar rápidamente el artículo o la nota que nos interesa abriendo una o decenas de ventanas en nuestro explorador favorito.

Se calcula que existen aproximadamente entre 2000 y 3000 millones de páginas alojadas en este inconmensurable lugar virtual, que llegarían a las 10.000 millones a mediados de este siglo. Más de la mitad de los sitios web se encuentran en idioma inglés, si bien el crecimiento de las páginas y sitios en alemán, francés, español y otros idiomas viene en un franco ascenso.

Para aquellos que estamos inmersos en la profesión médica, este recurso ha constituido un gran avance en cuanto nos ha permitido acercarnos información que hace no muchos años, sobre todo en países hispanoparlantes, era inaccesible. Tal vez -yo diría indudablemente- el mejor ejemplo de la palabra "globalización" sea "Internet".

Hoy podemos acceder a instituciones, trabajos científicos, publicaciones, e-books y cientos de recursos más que nunca antes habíamos imaginado. Lo cierto es que cuando buscamos determinada información, quedamos obnubilados con los resultados encontrados y nuestras retinas absorben y consumen vorazmente los diferentes archivos que se muestran en nuestros monitores. Pero, quienes llevamos un tiempo considerable "navegando" este mar de información, podemos afirmar que no siempre lo que se encuentra es lo que se busca. Y cuando encontramos lo que buscamos, debemos tener mucho cuidado con lo que asimilamos, ya que en Internet no existe ningún tipo de control acerca de los contenidos que se publican.

En lo que a publicaciones se refiere, existen revistas y editoriales de renombrada jerarquía que presentan sus trabajos científicos en la red -en forma gratuita o a través de una suscripción paga- y sitios que ofrecen opiniones y trabajos de sus propios autores. Toda información escrita (en bytes o en papel) debe ser tomada con precaución y saber interpretar los datos que se nos muestran, acompañando la lectura de los mismos con la experiencia propia y la de nuestros maestros o superiores para poder valorar correctamente el real valor del artículo que se analiza.

Las listas de correo, las comunidades virtuales y los foros de discusión, constituyen una opción generalmente poco aprovechada y que muchas veces es más efectiva que la mera búsqueda, ya que en ellos se intercambian opiniones en forma más personalizada y se generan discusiones en las que la información recibe un tratamiento más participativo, específico, flexible y de consenso.

Amigos: no todo lo que brilla es oro en la red y hay que saber encontrar lo que se busca. Nunca nadie tuvo, tiene o tendrá la verdad absoluta, Internet no es la excepción.

 
inicio
arriba
volver

 

 

 

www.ucineo.com.ar - Copyright © 2003 - 2009
Política de Privacidad y Confidencialidad del Sitio